FARLABO

Cada vez son más los consumidores que buscan su tratamiento en las oficinas de farmacia. Debido a la creciente importancia de este canal Farlabo decidió en el año 2015 crear una división específica con marcas de dermocosmética.

La prescripción es la herramienta fundamental con la que cuenta un farmacéutico para elegir no solo la marca si no el producto específico que cubra la necesidad de su cliente. Lo cual se traduce en unos resultados eficaces que hacen que el consumidor se fidelice tanto con la marca como a su farmacia de referencia.

Aunque conserva el mismo ADN de la empresa, la división de Farmacia cuenta con un equipo exclusivo especializado en el sector farmacéutico.

Bodegón CRM Infarma-01.jpg